Inicio

Lilian Suarez Mediadora           

             ¿Estás viviendo una situación conflictiva con alguien de tu entorno?

 

Si estás inmerso o inmersa en un conflicto con alguien de tu entorno próximo : Tu familia , tu ex-cónyuge, vecinos, compañeros de trabajo, socios, proveedores, personas con quienes por la naturaleza de la relación -familiar, vecinal , laboral, mercantil- vas a tener que seguir en contacto, y tenéis intereses contrapuestos o problemas de comunicación que os impiden llegar a un acuerdo, tienes varias   formas  de  abordarlo:

1- Puedes hacerlo en clave jurídica, acudiendo a los Tribunales, donde el juez mediante una sentencia ajustada a Derecho determinará qué corresponde a cada una de las partes .

Esta solución, siendo muy válida e indicada en determinados contextos, no suele dejar satisfechas a ninguna de las partes- ni siquiera a la parte ganadora- pues normalmente la base del conflicto no está en el objeto jurídico por que se pleitea, sino que tiene su raíz en las relaciones interpersonales y éstas suelen deteriorarse bastante durante el litigio.

Además, siempre hay-como mínimo- una parte que se siente perdedora e injustamente tratada y que por lo general no pondrá las cosas fáciles a la hora del cumplimiento de la sentencia, pudiendo esto dar lugar a un ir y venir de recursos, procedimientos de ejecución , enconamiento del conflicto ,polarización de las posiciones, costes económicos y lo que es aún peor:  Sufrimiento y costes emocionales tanto para las personas inmersas en el conflicto como para terceros.

2- Puedes intentar solucionarlo dialogando de manera pacífica con esa persona con la que tienes el problema.

Nunca hay que descartar esa posibilidad. Las personas nos  entendemos hablando y la mayoría de los problemas que surgen de la convivencia con los otros somos capaces de gestionarlos, civilizadamente, con nuestros propios medios.

3- Puedes acudir a Mediación.

No siempre somos capaces de resolver nuestros problemas solos. Son muchos los factores que dificultan la comunicación que están presentes existe un conflicto:

  • No somos capaces de ponernos en el lugar del otro (Empatía)
  • Creemos tener la razón.
  • No somos capaces de mantener las reglas básicas de una comunicación eficaz:   La escucha activa, Hablar con corrección y respeto ,sin insultos voces o agresiones, Respetar los turnos de palabra…
  • Introducimos los sentimientos- positivos o negativos- en el análisis objetivo del conflicto.
  • Existe un desequilibrio de poder entre las partes.

En  un  proceso de mediación , los mediados -que son las partes en  conflicto- siempre están acompañados y arropados  por  el  Mediador  o  Mediadora : Un profesional imparcial  y  neutral ,  que  sabrá  cómo ayudarles a comunicarse , a negociar , a diferenciar aquello con lo que  llegan cada  una  de  las  partes en conflicto  a la Sesión – sus posiciones y sus intereses – de  sus  verdaderas necesidades , las  de una  y las de la  otra parte.

Para ayudar a encontrar  ese  acuerdo  personalizado, ajustado a sus particulares circunstancias y posible de cumplir para  ambas partes , los mediadores no escatimamos en tiempo, dedicación, acompañamiento, imaginación  y  creatividad. Así conseguimos hacer posible lo que parece imposible.

Conoce más a fondo como funciona la mediación en el siguiente artículo de mi blog: ¿Qué es la mediación?

Si esto te suena bien y quieres saber más, no lo dudes, ven a una  Sesión Informativa Gratuita de Mediación.  Pide una cita.